etiquetas de lavado

Todos sabemos que lavar la ropa siguiendo las indicaciones de las etiquetas de lavado prolonga la vida de nuestras prendas, y mantiene los colores vivos. Pero ¿has intentado descifrar todos esos símbolos que parecen jeroglíficos? No te preocupes, ¡nosotros ya lo hemos hecho!

Hemos creado una lista de reglas generalizadas para que te sirvan de guía cuando laves tu ropa, porque los días no tienen suficientes horas como para leer todas y cada una de las etiquetas de lavado de tu ropa. ¿Por qué leer las etiquetas cuando puedes leer un libro?

Lo ideal sería ir echando la ropa para lavar en 2 o 3 cestos diferentes: para ropa blanca, de color, y delicadas o de lana, pero si solo tienes uno no te preocupes, asegúrate de separar las prendas por colores antes de meterlas en la lavadora.

 

Colores Oscuros:

  • Lavado en frío (30-40 grados).
  • Lava las prendas de colores oscuros del revés para evitar que pierdan color.
  • Las toallas y ropa de cama deben lavarse a 60 grados para que queden bien limpias.

 

Ropa de Color:

  • Lavado con agua templada (40 grados).
  • Si tienes ropa en colores rojo, rosa o morado es aconsejable lavar estas por separado, ya que suelen desteñir.
  • Para ropa de color utiliza un detergente líquido.

 

Ropa Blanca:

  • Lavado en caliente (60 grados).
  • Si quieres que quede bien blanca puedes tenerla en remojo en vinagre un ratito antes del lavado, añadir un poquito de lejía al detergente o comprar uno de los muchos productos de venta que ayudan a blanquear la ropa.
  • Para ropa blanca, el detergente en polvo es el más eficaz.

 

Algunos tejidos requieren atención especial:

 

Delicados:

  • Incluimos en este grupo prendas de seda, satén y viscosa. – aquí si tendrás que leer la etiqueta, ya que no todas las sedas se pueden meter en la lavadora.
  • Lo ideal es separar estas prendas lavándolas en bolsas de red que evitan que se enganchen, enreden y deformen.
  • Selecciona un programa de lavado para ropa “delicada”.
  • Utiliza un detergente para prendas delicadas.

 

 

Lana:

  • La lana tiende a apelmazarse y encoge con facilidad, por lo que siempre debes utilizar el programa de lavado para “lana”, que realiza paradas durante el lavado dejando que las prendas reposen sin apelmazarse.
  • Es recomendable utilizar también un detergente específico para prendas de lana.
Share: